Heridas Crónicas

El tratamiento con células madres permite acelerar los tiempos de cicatrización de heridas crónicas en la piel.

Con el aumento de la esperanza de vida de la población, se ha incrementado la prevalencia de heridas cutáneas agudas y crónicas que presentan problemas de cicatrización. Cirugías, infecciones, quemaduras, úlceras por presión, venosas o diabéticas son algunas de las principales causas de heridas agudas o crónica, que el tratamiento con la combinación de plasma rico plaquetas y células madres se ha mejorado tanto el tiempo de cicatrización cutánea de las heridas, como el aspecto estético de la cicatriz.

Cicatrización rápida y estética

Respecto a la cicatrización de las heridas tratadas con estas terapias regenerativas, se ha observado una aceleración estadísticamente significativa en aquellas que fueron infiltradas con células madre, de forma aislada o asociada con plasma rico plaquetas. Estas heridas tuvieron mayores porcentajes de cicatrización cutánea que las tratadas únicamente con este tipo de plasma o con placebo.

En cuanto a la evaluación del aspecto estético de las heridas, aquellas que reciben tratamiento solo con células madre son las que consiguen una coloración y grosor de cicatriz más similar al de una cicatriz fisiológica a corto plazo. Pero, también en este aspecto estético, los resultados son mejores cuando las dos terapias con células y plasma se asocian.

Efecto antiinflamatorio 

Todas las heridas agudas que recibieron tratamiento con células o con plasma presentaron, en el estudio microscópico, un mayor efecto antiinflamatorio con respecto a las del grupo de heridas placebo, por lo que ambas terapias disminuyen de forma significativa la intensidad de la reacción inflamatoria en las heridas. También en este caso, cuando se asocian ambas terapias se consigue potenciar su efecto antiinflamatorio.

Clínica Belleza del Bosque. Sitio web realizado por Punto Comunicaciones